Historia de la Web: los navegadores

En esta lección se tratan los temas siguientes:

Introducción

Los navegadores de Internet son el programa que permite acceder a la web. Desde su aparición en 1991, los navegadores han evolucionado considerablemente, a la vez que la propia web.

Para muchos usuarios y durante muchos años, decir navegador web ha sido decir Internet Explorer de Microsoft. Internet Explorer ha sido durante muchos años el navegador más utilizado con mucha diferencia, aunque no lo fue al principio, ni lo será en un futuro próximo.

Aunque por la naturaleza descentralizada de la web es difícil obtener estadísticas exactas de utilización de los navegadores y cualquier dato procede de fuentes parciales, existen fuentes de información que ofrecen estadísticas que pueden analizarse. En esta lección el primer gráfico se ha obtenido de la wikipedia (artículo Navegador web) y los siguientes son de elaboración propia a partir de los datos de la empresa Net Applications).

El mercado de los navegadores

Aunque los navegadores más utilizados no han sido nunca programas comerciales, el dominio del "mercado" de navegadores ha sido el objetivo de muchas empresas y organizaciones. Al principio de la historia de la web porque se pensaba que se podría hacer negocio vendiendo servidores web, más adelante porque al controlar el navegador se controla el HTML y las posibilidades de utilizar la web para distintas tareas.

El gráfico siguiente muestra el porcentaje de utilización de cada uno de los principales navegadores desde 1996 hasta 2015 (gráfico elaborado combinando datos de Net Applications, StatCounter y Wikimedia).

Uso de los navegadores (1996-2015)

El gráfico permite dividir la historia en cinco fases, en la que se han ido alternando fases de hegemonía de un navegador con fases de caída de ese navegador y ascenso de otro:

  1. La primera fase, anterior a 1996 y que no se muestra en el gráfico, corresponde a la primera época de la web, en la que el acceso a la web era muy limitado (hasta 1994 no se permitió el acceso a Internet de los particulares). Durante esos años el navegador dominante era Netscape.
  2. La segunda fase, desde 1996 a 2000, en la que Internet Explorer se convirtió en el navegador hegomónico, mientras Netscape desaparecía del mercado y era finalmente absorbida por el proveedor de Internet AOL. A partir de 1996 Microsoft incluyó Internet Explorer en Windows y la hegemonía de Windows se tradujo en la hegemonía del navegador predeterminado de Windows. Esta fase es la que históricamente se conoce como "guerra de los navegadores", ganada por Microsoft y que dio pie a demandas judiciales en EE.UU. y Europa por abuso de posición dominante.
  3. La tercera fase, desde 2000 hasta 2004, en la que Internet Explorer monopolizó prácticamente el mercado, hasta tal punto que ni siquiera necesitó sacar nuevas versiones para mantener su dominio.
  4. La cuarta fase, desde 2004 hasta 2012, en la que Firefox, Chrome y Safari fueron ganando cuota de mercado a costa de Internet Explorer.
  5. La quinta fase, desde 2014, en la Chrome se ha convertido en el navegador más utilizado.

Es importante señalar dos aspectos:

El mercado de los navegadores, desde finales de 2007

Los dos gráficos siguientes muestran los porcentajes de utilización de los navegadores desde finales de 2007 hasta la actualidad (basado en datos de la web Net Applications) de dos formas distintas: en forma de líneas o como áreas apiladas:

Uso de los navegadores desde 2007 Uso de los navegadores desde 2007

Estos gráficos muestran:


Los dos gráficos siguientes muestran los porcentajes de utilización de las diferentes versiones de Internet Explorer y Firefox desde finales de 2007 (basado en datos de la web Net Applications) de dos formas distintas: en forma de líneas o como áreas apiladas:

Uso de las diferentes versiones de IE y FF desde 2007 Uso de las diferentes versiones de IE y FF desde 2007

Estos gráficos muestran detalles interesantes:

Conclusión

La web vivió unos primeros años de desarrollo frenético gracias a la competencia entre Netscape e Internet Explorer. Los años de dominio absoluto de Internet Explorer fueron años de estancamiento de la web (desde el punto de vista técnico, no en cuanto a cantidad de contenidos). Afortunadamente, ese predominio se empezó a erosionar en 2004 con Firefox y desde 2009 hasta 2014, la competencia entre Firefox, Chrome e Internet Explorer provocó grandes mejoras en todos los navegadores e innovaciones técnicas que ya disfrutamos. Desde 2014, Google Chrome se ha convertido en el navegador dominante y no parece haber alcanzado todavía su techo.

También es importante tener en cuenta que hasta 2014 la competencia entre navegadores se producía entre usuarios de Windows, sistema operativo que dominaba de forma casi absoluta el mercado. El predominio de Windows daba a Internet Explorer una ventaja fundamental, ya que Internet Explorer viene incluido de serie en Windows y cada ordenador que se vende es un ordenador con Internet Explorer, salvo que el usuario tenga la voluntad y conocimientos para cambiar a otro navegador. Pero desde 2014, el crecimiento de los dispositivos móviles ha cambiado el terreno de juego. La plataforma mayoritaria en los dispositivos móviles es Android y su navegador nativo, Chrome, cuenta con ventaja.

Esperemos que en los próximos años el predominio de Chrome no signifique un estancamiento del mercado y que la competencia de Firefox, Internet Explorer y Safari obligue a Google a seguir mejorando y a respetar las recomendaciones del W3C. Todos nosotros saldremos ganando si la web sigue siendo ese campo de juego neutral que soñó Berners Lee hace 25 años.